Gritos machistas

19-12-2016: Concentración LUNES SIN SOL convocado en memoria de 3 mujeres asesinadas la semana anterior en atentados de violencia machista perpetrados en Vigo, Santiago de Compostela y La Pobla de Mafumet  (Tarragona).

Tras guardar un minuto de silencio en su memoria se dió lectura al siguiente manifiesto que se corresponde literalmente con la letra de una canción del grupo Los Suaves :

No le grites

Tal vez porque no has podido cumplir ni una sola de tus promesas

ni siquiera le has conseguido una casa de muñecas.

¿No se rompe tu corazón cuando la ves deformar sus manos

en un taller de sol a sol, horas extras de trabajos forzados?

Tal vez cuando el día se va y la ves regresar agotada,

tú sigue aplastando el sofá, a ella aún le quedan las cosas de casa.

Sigue cometiendo errores, empujando su vida a la desgracia,

“zapea” tirado en la sala, mientras sola solloza en la cama.

Entonces te vas a dar cuenta que sólo a ti te ha querido,

todo lo que deseaba era estar siempre contigo.

Confiar en tus palabras, soñar con lo que le dices,

dormir cuando tú la abrazas, y que nunca le grites.

No le grites, a tu mujer no le grites.

No le grites, nunca le grites a tu mujer.

Discusiones, reproches, voces acusándose el uno al otro,

cuando llega el momento de hablar y ponerse de acuerdo, se callan.

Mientras fuera en la calle todos gritan, nadie escucha,

sin compañía a estas horas, soledad, ¿por quién preguntas?

El día que te dijo adiós, muy cansada el sol se marchó de la ciudad,

entonces te dio la espalda para que no la vieras llorar.

Collares de perlas calientes, flores en ramos malditos.

El perdón no es suficiente si no lo acompaña el olvido.

Recuerda que esa mujer sólo por ti ha vivido,

nunca dejó de quererte, el amor se murió de frío.

Te quiso después de la muerte, por siempre y un día más.

Sólo pedía tus brazos, y nunca oírte gritar.

No le grites, a tu mujer no le grites.

No le grites, nunca le grites a tu mujer.

No hace mucho, la he visto en la calle, y casi rompí a llorar

pues vi como sus ojos arrastraban la misma mirada de su madre.

Llevaba en la frente su mala estrella, su hija apretaba su mano,

esa niña que será como ella maltratada por el matrimonio y los años.

Poco después me han contado que se murió mientras dormía,

que antes de soñar cada noche llorar y llorar era lo que hacía.

Me dicen que la mitad del cielo es cuando te quiere una mujer,

pero creo que ella fue el cielo entero y su infierno ha sido él.

¡Qué tarde te has dado cuenta que sólo a ti te ha querido!

Lo único que deseaba era estar siempre contigo,

confiar en tus palabras, soñar con lo que le dices,

dormir cuando la abrazabas,… pero que nunca le grites.

No le grites, a tu mujer no le grites.

No le grites, nunca le grites a tu mujer.


Los Suaves   (letra de canción “No le grites”, incluída en álbum El jardín de las delicias, 2005)